3 errores comunes de un proyecto de e-learning y como evitarlos

La diferencia entre un curso de e-learning eficaz y un curso ineficaz es la forma de diseñar el proceso de aprendizaje. En este post voy a presentar tres aspectos a  considerar a la hora de construir nuestros proyectos de e-learning

No tener un objetivo claro

Como cualquier proyecto, un proyecto de e-learning requiere de cierta planificación estratégica. Es decir, determinar donde nos encontramos hoy, donde queremos llegar y cual es el camino a recorrer para unir estos dos puntos

Si desconocemos que es lo que queremos lograr con nuestro curso, cual es el problema a resolver y que necesita saber el estudiante al finalizar el curso. Difícilmente podamos ofrecer un solución eficiente.

Antes de volcarnos sobre el diseño de nuestro curso es importante tomarnos unos minutos para contestar a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué problema o proyecto de negocio hay que enfrentar?
  • ¿Cuáles son los objetivos de este módulo de formación? ¿Cómo sabremos que ha tenido éxito?
  • ¿Qué necesita saber el estudiante antes de finalizada la formación?

Falta de organización

En cualquier acción formativa y en el e-learning en particular existen muchos factores a considerar a la hora de llevar a adelante nuestro proyecto. Si no somos lo suficientemente eficaces o no asignamos el tiempo necesario a una correcta planificación, no solo del curso, si no tambien del diseño del mismo, corremos el riesgo de olvidarnos de aspectos importantes de nuestro curso.

Como resolverlo?

Simplemente asignemos una parte del tiempo al inicio del proyecto a planificar cada detalle del mismo, desde los objetivos, diseño, interacciones, etc.

No conocer a tu audiencia

En e-learning el conocimiento previo del perfil del alumno es un factor fundamental ya que los materiales, actividades y tecnología deben estar diseñados y planificados antes del inicio del curso. Una vez puesto en marcha el proceso predomina un aprendizaje autónomo e independiente. Por otra parte, al diseñar la propuesta, tenemos que tener muy presentes las características del alumno y sus dificultades para generar las estrategias necesarias.

Para evitar olvidarnos de nuestros alumnos una buena practica es contestar preguntas sobre ellos como por ejemplo:

  • ¿Quiénes son los alumnos del curso y dónde están ubicados?
  • ¿Qué saben los estudiantes sobre el tema?
  • Los alumnos recibieron algún tipo de formación sobre el tema? Si es así ¿cuándo? Que incluía esta formación?

Ya sea que hayas diseñado cursos de e-learning en el pasado o bien cursos presenciales seguramente puedes aportar al debate:

¿Que otros consejos nos puedas dar para asegurar el éxito de nuestro proyecto de e-learning?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s